Hay más bacterias en la cocina que en la tapa del inodoro

slider4

Hay más bacterias en la cocina que en la tapa del inodoro

Además, son un gran foco de infección no limpiar los artículos con los que limpiamos el hogar, como trapos, estropajos y cubetas

Publicada el 27 de noviembre del 2015

Un estudio en el que colaboró la Universidad de Barcelona revela que el 55 por ciento de los habitantes de España creen que usando cualquier limpiador logran eliminar los gérmenes de su hogar. Si bien el dato refiere al país europeo, nadie, en ninguna parte, está exenta de estar en lugares con múltiples bacterias.

“Limpiar no significa necesariamente eliminar microorganismos”, señala la doctora Maite Muniesa, del Departamento de Microbiología de la Facultad de Biología de la UB. “Muchos limpiadores eliminan la suciedad pero no los gérmenes”. De acuerdo a ella, la desinfección se consigue únicamente con “el uso de soluciones limpiadoras que eliminen, activen o degraden también los microorganismos.”

Muchos pasan casi de manera inadvertida que diversos elementos, decoraciones y accesorios de nuestra casa contienen enorme cantidad de bacterias que pueden significar focos de infección o de contagio.

Se debe procurar la desinfección de los elementos que suelen llevarse a la boca. Foto de Get Your Hero.

Uno de los casos más ilustrativos es el de las decoraciones de madera, las cuales solo se suelen limpiar con agua, y si acaso, solo jabón.

Otro caso que no suele prestar la atención suficiente son los juguetes. Sí, con los que juegan los niños. El 40 por ciento de las personas, de acuerdo a la investigación, no desinfectan los juguetes. Y es que la mayoría solo pasamos “un trapo húmedo”.

El interior de los refrigeradores, y principalmente sus rincones, son otros de los espacios a los que somos reticentes a usar desinfectantes. Y es que relacionamos al espacio donde guardamos los alimentos con uno que debe estar alejado de elementos que son tóxicos si fueran digeridos.

Foto de un refrigerador sucio, con l’quidos no identificados y probablemente un criadero de bacterias.
Foto de un refrigerador sucio, con l’quidos no identificados y probablemente un criadero de bacterias.

Y sin embargo, el estudio señala que el 20.5 por ciento de las personas solo emplean desinfectantes para limpiar el inodoro, el espacio con el que más relacionamos “la suciedad”.

Con lo que limpiamos, lo que más sucio está

slider4

Los artículos de jarcería son los elementos menos valorados de la limpieza, y son, a la vez, los que más focos de enfermedades pueden tener. Foto de Bodegas Mesones.

El estudio también señala que los elementos más ignorados al momento de limpiar el hogar son justamente los aditamentos con los que limpiamos: estropajos, trapos, cubetas, escobas, las cuales “pueden acumular más microbios que el inodoro.

“Hasta seis veces más bacterias contiene los elementos que usamos para limpiar la cocina que la tapa del retrete”, apuntó la doctora Muniesa. “Bacterias como la Salmonella, el Campylobacter o la Eschericha colo, son los patógenos intestinales más comunes. Pueden permanecer hasta dos semanas en una esponja húmeda”, añade la experta.

Así que, a la siguiente que toque hacer limpieza, se debe tener mayor cuidado en limpiar los rincones del hogar, y principalmente los que empleamos en la cocina: el fregadero, las tablas de cortar alimentos, el interior del refrigerador.

Y, principalmente, se debe tener cuidado con los aditamentos con los que se limpia: trapos, cubetas, estropajos, escobas.

Con información de ABC